miércoles, 30 de julio de 2014

"Las cosas nunca salen como uno las piensa, la suerte es más importante que el coraje, más importante que la inteligencia y las medidas de seguridad".

Ricardo Piglia
Los asesinos reunidos bajo el árbol gigante y azul de los poetas; los drogadictos reunidos y mancornados bajo el paraguas azul de los poetas; las actrices porno reunidas y mancornadas y citadas en el hangar azul de los poetas, habiendo consultado las vísceras de las aves, los azules de Saturno y el oráculo de Delfos, luego de haber catado los azules del Fracaso, su esposa la Melancolía y su hijo el Resentimiento, quieren decir que, se creen con derecho a, afirman y proclaman, azules:

–Que la poesía y el asesinato se parecen, pero la poesía es más sangrienta.

–Que la poesía y las drogas se parecen, pero la poesía es más adictiva.

–Que la poesía y el porno se parecen, pero la poesía es más pornográfica.


La poesía ha vuelto y yo no tengo la culpa.



Batania
La avasalladora luz española nos mantiene ingeniosos/as pero también nos confunde, nos deslumbra.

Alicia Navarro Mañas
No oculto que al escribir La historia interminable intenté enlazar con ciertas ideas del romanticismo alemán. No fue por dar marcha atrás, sino porque en dicho movimiento abortado hay semillas que necesitan germinar. Desde Newton nos hallamos cruelmente divididos en dos mundos: el de los objetos, llamado real, y el supuestamente ilusorio del yo. Para no seguir siendo un extraño, el hombre debe aprender de nuevo, como Goethe, a llamar de tú a la Luna.


Michael Ende en La realidad de la fantasía
Otras veces oigo pasar el viento
y creo que sólo para oír pasar el viento vale la pena haber nacido.

[Pessoa / Caeiro]